miércoles, 22 de octubre de 2008

Elegía

Te ves linda desde abajo. Con certeza aplicaría éste comentario desatendiendo sin consideración el ángulo en que te perciba. El hombre a tu derecha se ha dado cuenta y pide para sus adentros haber escogido cualquier otro momento para cruzar tu figura en su mirada. La fortuna tiene ese torcido sentido de la casualidad que desvivimos por descifrar.

Recuerdo la molestia ante mi primera mirada; exigiste que no te agotara con la vista como un extraño que insiste en deshilvanar cada pensamiento. Siempre tuviste esa forma de decir las cosas. De sentirlas. Tu enunciado hizo añicos la cerradura de la formalidad y desde entonces permanecimos lado a lado.

Incluso ahora me acompañas, desviando la mirada solo para mostrar la indispensable cortesía que un día como hoy demanda. Necesitarás quien lave tus lágrimas, quien te ame. Pero no tardará un descuido en suceder para que el tipo a tu derecha inicie su pretensión con inocente pregunta. El te ve bien, como yo, pues los ángulos siempre han de retroceder ante la belleza encarnada.

Te ves linda desde abajo, pero solo te imagino desde que cerraron la tapa. A través de los mil veces malditos golpes de tierra que me separan para siempre de tu compañía te escucho responder la pregunta inocente.

15 comentarios:

  1. jaja, ¿escribe algo sexy?

    si la miras desde abajo y trae falda no hay pedo, decente chido

    pero si la miras desde abajo y trae tanga agarrando un tubo

    ¡azu mecha!

    ResponderEliminar
  2. Despues de segundos de perplejidad...me alegro que no toda la vida se asi.
    Me gusto mucho.

    ResponderEliminar
  3. escribir algomas sexy que elpropio texto imposible...

    o es un estratagema personal?

    ResponderEliminar
  4. Hola! Debe ser difícil escuchar y ver a alguien que uno quiere aceptar estar al lado de otra persona, cuando somos nosotros los que deseamos con todo nuestro ser estar en el lugar del otro...
    Me gustó mucho tu blog y tu narrativa... Pásate por el mío, si quieres ;-) Saludos!

    ResponderEliminar
  5. Realmente hay alguna pregunta inocente?.. Todos contestamos en el banquillo de los acusados.

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  6. Mirar desde tan abajo no suena sexy, aunque si tierno llevarse la imagen preferida hasta la tumba.
    Mu bien.

    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Seeexyyyy!!!, no pues gracias por visitar mi blog, que buen texto!


    ¿Crees que se la gane? pinche tipo de la derecha, yo por eso soy inmortal,o quizá no.

    ResponderEliminar
  8. Y una vez que se cierra la tapa y los golpes de tierra dejan de caer, la imaginacion es algo que nos mantiene atados a lo que fuimos.

    hasta el dia que revivamos como un zombi sexy.

    (listo, pense por un momento que no iba a poder escribir "algo" y "sexy")

    ResponderEliminar
  9. aaaaah, ya habia escrio algo y blogger no está disponible temporalmente....si de por sí mi retención es mala, con esas jugaditas de la tecnología pues no es de mucha ayuda....

    decía:

    ya no escribiré mas comentarios haciéndole saber lo que es casi seguro que ya tiene conocimiento, mi mala, malísima memoria todavía no me avienta el recuerdo de cómo, porqué o por quién llegué hasta este espacio....

    la mayoría de las cosas que han valido la pena de abrazar, llorar, reir, gustar, oler, leer, escribir, platicar, cantar y un etc. exagerado han llegado a la vida mía, como diría el viejo fallecido alias "el abuelo", de chiripazo...

    hasta aquí llegué hoy...

    y pues, que vivan las casualidades!!!

    :)

    ResponderEliminar
  10. Me gustas como chango.

    Perdón, es lo más sexy que se me ocurrió comentar.

    ResponderEliminar
  11. Quizá logró descifrar la casualidad y por eso se desvivió.

    Que siga agotándola con la vista, no en vano es el más noble de los sentidos.

    Buen fin!!

    ResponderEliminar
  12. Como siempre... me gusto!!!

    sexy sexy sexy!!

    ResponderEliminar