lunes, 10 de noviembre de 2008

¿Será por eso?

Tengo un secreto guardado en la pared. Nunca supe de donde venían esas notas o como es que aparecían, pero se hacen más frecuentes; un día está como separador en mi libro de cuentos o en mi zapato y hasta en la sopa me han hallado. Son un fastidio y eso que apenas ha pasado una semana. La primera nota la tenía mi tío en sus manos; mi mamá me regaño por tocar al muerto y más se molestó cuando le dije que él me había hablado por que tenía algo para mi. El resto del día lo pasé muy aburrido en el cuarto de galletas y café; mi mamá no paraba de llorar y me hizo entender que la funeraria está dispuesta a conductas como la de ella y no como la mía. Ahí me dejó contando a las personas que entraban por café y galletas diciéndome que fuera más como mis primos, pero me pegaban cuando preguntaba si levantar faldas era mejor que tomar algo que me habían regalado. Niño loco, refunfuñaban al salir. Tiré el café y las galletas por la ventana, así no tendrían pretexto para regresar y yo podría buscar que lo que la pared guardaba para mi. El llanto de mi madre se confundía entre la perdida de su hermano y mi inusual comportamiento. Cuando les decía que él me hablaba y me mandaba recados solo me ganaba tundas que, más de una vez, fingí me dejaban inconsciente para no soportar tal maltrato. En las paredes de mi cuerto no había nada; en ninguna de la casa; el tapiz hace más difícil ver que hay detrás. El colmo llegó cuando, tratando de defenderme, golpee a aquel doctor con un martillo que no recordaba haber usado. Solo añicos quedaron de todos sus cuadros y diplomas. Ni ese ni los de éste lugar son doctores normales; no tienen batas ni esas cosas que les cuelgan del cuello. Nadie me hace caso aquí, les digo que necesito una navaja por que no puedo abrir los colchones en la pared.

22 comentarios:

  1. Que coincidenciosa la vida, que lei este post de mesajitos en las paredes cuando escuchaba a los Caifanes al fondo.

    ResponderEliminar
  2. Las funerarias son los mejores lugares para conductas como las nuestras.

    Saúl es el prototipo de novio que mi má quiere pa' mi.

    ResponderEliminar
  3. Deja de golpear las paredes que qiero dormir!!!!

    Me gustó tu blog! Sigue así!!

    ResponderEliminar
  4. dejavu: esto lo vi en una escena de cine indeoendiente y para terminos mas frivolos en un comercial de tv.

    saul hernandez tiene los dientes separados... eso es sexy

    ResponderEliminar
  5. ¿Y qué dicen esas notas? ¿Qué recados hay en ellas?

    ResponderEliminar
  6. Rayos!! algo sexy... algo sexy...

    No pos no sabo.

    (Con las hebillas de la camisa de fuerza puedes razgar las paredes)

    No más Saúl Hernández. Eso me gusta.

    ResponderEliminar
  7. hola!!!
    fantastico relato!!!
    me imagine el monton de notas musicales rondando por ahi hasta formar una fabulosa melodia que sólo tú sabes a dónde te dirige!!!
    de verdad, muy bueno, muy bueno...

    ResponderEliminar
  8. que looooooco escrito...
    me agrada... y es verdad, los dientes separados de Saul, son sexys... el lo era 10 años atras... ahora es como el papa de Saul.. buuuuuuuuuuu!!!
    sera por eso que ya no hace videos??
    (T.A. BABY)

    ResponderEliminar
  9. porque no te darán la navaja? digo, al final eres un cliente del lugar no?

    ResponderEliminar
  10. cualquier cosa que mencione colchones en la pared es de mi total agrado ^^....

    y coincido con ud y hartos fans' de verdad, el saul sin los caifanes no rifa' como con ellos....

    no soy fan

    ResponderEliminar
  11. No viene al caso mi comentario, pero leí que viste otra vez Donie Darko, la he visto diez veces y todas he terminado con un nudo en la garganta... es grandiosa, todo por lo de CELLAR DOOR en Culiacán jejejeje.....
    saludos!!!

    ResponderEliminar
  12. Sentían celos de no poder ver también ellos las notas.

    Me recordó a Platón con su alegoría de la caverna.

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  13. Pues sí , claro que es por eso...
    Te volviste loco, o siempre lo has estado. O , o no sé...

    ResponderEliminar
  14. amo mis rasgadas paredes acolchonadas, "todos estan locos menos yo"

    Muy bueno Adrian :)

    ResponderEliminar
  15. Excelente!!! Pero odio a los chafanes... :P
    Y efectivamente, los velorios son lo mejores lugares para poner a prueba a tus padres... jajajajaja

    ResponderEliminar
  16. Órales, este me gusto bastante.

    Yo creo que lo que realmente quería era un emparedado.

    ResponderEliminar
  17. Cuando fui al funeral de una tia en Pachuca, en la funeraria regalaban café. Fue lo mejor, por que tome café hasta que me dio un ataque de nervios y neta estaba temblando.

    ResponderEliminar
  18. caifanes pues....digamos k me gustaban...saul hernandez ya ni deberia de seguir cantando..haha!!
    en fin...
    pasando aki nomas...
    echele un ojo al Mundo Feliz de Alernaboy:
    http://alernaboy.blogspot.com

    ResponderEliminar
  19. tal vez con esa navaja habria encontrado lo que buscaba

    pero que no vivimos en un mundo con paredes acolchonadas?

    todo mundo parece querer protejernos alejandonos dela verdad

    감사합니다

    ResponderEliminar